Feeds:
Entradas
Comentarios

Darryl Cunningham se define a si mismo en su blog como “artista, fotógrafo, escultor, aventurero, espía” aunque advierte “OK, quizás los dos últimos nos sean verdad” ;-).

Está escribiendo un libro científico en formato de cómic, del cual ha adelantado dos capítulos Homeopathy and The Facts in the Case of Dr. Andrew Wakefiel

Me han gustado mucho y creo que el último viene al pelo de la actualidad y de los brotes de sarampión que estamos viviendo en Europa, debidos en gran medida a los movimientos antivacunas, que siguen repitiendo como loros que la vacuna contra el sarampión causa autismo.

El comic dibujado por Darryl Cunningham recoge a verdad acerca del Dr. Wakefield,  famoso símbolo del movimiento antivacunas, en realidad un sinvergüenza que falseó los resultados de un pequeño estudio para que pareciera que la vacuna triple vírica estaba vinculada con el autismo.

Contratado por un bufete de abogados, recibió un montón de dinero por ello, torturando literalmente a los niños autistas participantes en el ensayo y proyectando vender la patente de su propia vacuna que ofrecía como alternativa sin ninguna base científica real.

Desenmascarado por el periodista Brian Deer el asunto acabó con la anulación de la licencia para ejercer del Dr. Wakefield y la retirada del artículo (por primera vez en la historia)  por parte de la revista The Lancet.

Me he limitado a traducirlo y convertirlo en presentación. Que lo disfrutéis.

Carlos González ese pedazo de pediatra divulgador ha publicado un nuevo libro: “En defensa de las vacunas”. Dada su gran influencia en los movimientos de “crianza natural” es de gran importancia la publicación de este libro, que, como dice su propio autor:

Desde hace unos años, cada vez me encuentro con más padres que no vacunan a sus hijos porque creen que las vacunas son inútiles o innecesarias o peligrosas o las tres cosas a la vez. Algunos incluso se sorprenden de que yo esté a favor de las vacunas. Como si hubiera una especie de paquete ideológico raro-progre-natural, y si defiendes la lactancia materna o coger en brazos a los niños, también debes estar, «lógicamente», en contra de las vacunas y creer en la medicina «alternativa» y en la era de Acuario…

¿Quién está a favor de las vacunas y quién está en contra? Abra los ojos.

A mí me los abrió una buena amiga, la doctora Sofía Quintero, colombiana afincada en Italia que durante años trabajó en Mozambique. La conocí hace muchos años, en una reunión europea sobre lactancia materna. En un grupillo, uno de los participantes hizo algún comentario contra las vacunas. Yo no le di importancia, había escuchado y leído otros comentarios similares y había aprendido a sufrirlos en silencio, como una de esas creencias que no vale la pena discutir, como el horóscopo o los ovnis. Pero Sofía se indignó y me dijo al oído: «¡Cómo puede ser tan irresponsable! ¡Qué rabia me dan estos europeos, que no han visto nunca morir a un niño de sarampión, de difteria o de tétanos, y se atreven a criticar las vacunas!». Desde entonces, ya no escucho estos comentarios con la misma calma.

Los padres que no vacunan a sus hijos suelen estar muy informados. Han leído libros, han visitado páginas y páginas de internet. Están muy informados, pero muy mal informados. Porque esas páginas y esos libros que atacan a las vacunas están llenos de errores, falacias, medias verdades y mentiras completas. Mentiras a veces tan absurdas, tan contrarias a los hechos y tan insultantes para la razón, que los científicos no siempre se toman la molestia de desmentirlas. Los padres encuentran, por un lado, información oficial dirigida al público general, escueta, a veces algo paternalista, que frecuentemente se limita a decir «vacuna a tu hijo para protegerlo contra las enfermedades» o información científica muy muy larga, muy muy aburrida, a veces difícil de entender; y por otro, argumentaciones vehementes y coloristas, datos y más datos (mal interpretados o falseados) y paranoicas denuncias sobre supuestas conjuras de la industria farmacéutica.

Muchos de esos que reniegan de las vacunas son médicos, y eso les da mayor credibilidad para algunas familias. ¿De qué se sorprende? Si hay médicos capaces de negar todas las enseñanzas de la ciencia y de recomendar la lactancia cada tres horas o dejar llorar a los bebés, ¿por qué no habría de haber también médicos que no tengan ni idea sobre las vacunas?

En este libro intentaré ofrecer a las familias la información que los antivacunas les niegan, y desmontar uno por uno sus engaños. No todos, porque se puede decir una mentira en apenas unas líneas, y hacen falta a veces varias páginas para desmentirla. En varios casos describiré paso a paso el proceso seguido para buscar la información correcta, para que el lector pueda hacer lo mismo.

Tal vez pueda servir también de ayuda para algunos compañeros, médicos y enfermeras, que se ven sorprendidos por las preguntas y dudas de los padres y que no saben bien qué contestar. Una vez me comentó una madre, a la que al parecer conseguí convencer para que vacunase a su hija: «Es que mi pediatra no me dio ninguno de esos datos que tú me has dado, se limitó a decir “hay que vacunar, porque es lo que hace todo el mundo”». Pues claro, lo comprendo perfectamente. De entrada, hablar sobre las vacunas con unos padres reticentes me suele llevar más de media hora; la mayoría de los pediatras no tienen más de cinco minutos por niño. Y además, los médicos sabemos muchas cosas que no podríamos argumentar de memoria, sin pasar primero unas horas consultando libros. Por ejemplo, yo sé que la meningitis produce fiebre, vómitos y rigidez de nuca. Pero no sé por qué, quién lo descubrió, cómo lo demostró… Si un paciente entrase en mi consulta diciéndome «pues he leído en un libro que la meningitis no da fiebre, vómitos y rigidez de nuca, sino tos, estornudos y dolor en el pie izquierdo», yo no tendría argumentos para intentar convencerle; me tendría que limitar a decir: «Eso son tonterías, le aseguro que los síntomas de la meningitis no son esos».

Este libro no intenta ofrecer información general sobre los efectos, indicaciones y contraindicaciones de las distintas vacunas (algo que ya se puede encontrar en muchos libros y muchas páginas de internet). No he escrito este libro con la intención de vender muchos ejemplares (¡mi editora me va a matar!), sino con la de llegar precisamente a quienes lo necesitan, a esos pocos padres que, con la mejor intención del mundo y engañados por las mentiras de los antivacunas, están dejando de vacunar a sus hijos.

Me he centrado en analizar y refutar dos libros que parecen ser los más difundidos en España sobre este tema:

— URIARTE, Xavier. Los peligros de las vacunas, Ática, Barcelona, 2002.

— MARÍN OLMOS, Juan Manuel. Vacunaciones sistemáticas en cuestión, Icaria, Barcelona, 2005.

Recomiendo este libro (aunque no comparta lógicamente al 100% todo lo que en él se dice). Me parece especialmente adecuado para que el personal de enfermería de pediatría de atención primaria afile argumentos cuando se enfrenta a unos padres reticentes a vacunar a sus hijos.

Lo he leído de cabo a rabo, de un tirón. Me lo compré en formato ebook. Me dio pena que los numerosos e interesantes enlaces que Carlos ha recopilado sean muy difíciles de utilizar. Mi regalo (no solicitado) es ponerlos todos, por apartados, en una página (pestaña) de este blog. Quien lea el libro y tenga un ordenador conectado a Internet a mano puede mediante un simple clic con el ratón acceder a la página web o documento citado.

Que lo disfrutéis.

Mi hermanito de la Luna

Frédéric Philibert es el padre de un niño autista y por eso ha realizado este inolvidable dibujo animado de cinco minutos de duración que nos cuenta las impresiones de su hija mayor sobre su hermanito. La niña intenta explicarnos con su lenguaje sencillo por qué su hermanito es diferente a los demás niños y nos comenta cómo lo vive.

El cortometraje ganó el Gran Premio y el Premio del Público del Festival Handica-Apicil 2007.

Nadie puede explicarnos mejor este corto que su propio director, Frédéric Philibert:

Cuando nos enteramos de que nuestro hijo tenía un problema, un pediatra nos mandó a un centro especializado en psicología donde nos aconsejaron iniciar, como padres, un proceso de psicoanálisis. Pero no quedamos convencidos y empezamos a buscar otras soluciones como la atención hospitalaria y un programa adaptado en domicilio. Paralelamente, hemos decidido crear y realizar una película familiar que nos ha dado la posibilidad de contar nuestra historia y hablar del autismo de manera sencilla. Esta película se dirige a todos: familiares, profesionales, las personas que no conocen el autismo, los que se compadecen de nosotros y los que nos juzgan, y a las personas que pueden llegar a descubrir e interesarse por este trastorno.

Es su hermana mayor la que pone la voz en off en el corto. Como conoce muy bien a su hermanito, pudo, con sus propias palabras, conservar su espontaneidad y transmitir un mensaje claro, comprensible y poético. Las anécdotas están sacadas de su vida real, así como los momentos difíciles tanto para el niño como para nosotros.

Sin embargo, el humor siempre está presente, lo que facilita tener perspectiva. Queríamos mostrar gráficamente el aislamiento de nuestro hijo, que vive a nuestro lado, pero jamás verdaderamente con nosotros, como en una burbuja. Y a pesar de todo, no queríamos transmitir un mensaje que fuera triste, por ello nuestro hijo se sitúa en una burbuja de luz que puede ampliarse cuando su hermana consigue ponerse en contacto con él. No es un juicio o una toma de posición, sino que con la realización de este corto tratamos de comprender a este pequeño y de explicar su vida tan próxima de nosotros. Queríamos hacer un corto sensible y sincero sobre un hermano diferente y la relación que tiene con su hermana”.

Película producida por Sacrebleu Productions
Contacto: Frédéric Philibert: f.philibert@sfr.fr
Diciembre 2008.

Texto obtenido de Fundación Orange

El cazo de Lorenzo

Este es un videomontaje a partir de una referencia de un libro de la Editorial Juventud.

Con palabras simples y unas ilustraciones tiernas y divertidas, la autora recrea el día a día de un niño diferente: sus dificultades, sus cualidades, los obstáculos que tiene que afrontar… El cazo de Lorenzo llena un vacío, conmueve al lector, sea cual fuera su edad. Pero lo que más llama la atención es la sencillez del dibujo y del concepto.   A partir de 6 años.

  • Un cuento metafórico para hablar de las diferencias a los más pequeños.
  • La superación de un niño con dificultades para sobrellevar el día a día.
  • Libro recomendado por FEAPS.

La situación en Galicia

El acceso a Internet desde las consultas de atención primaria en el Servicio Galego de Saude (SERGAS) está seriamente restringido. Es una de las comunidades autónomas (CC AA) en las cuales más férreo es el control. En una encuesta de la Asociación española de Pediatría de Atención Primaria se ha calificado la situación en nuestra comunidad como de restricciones fuertes: “acceso permitido a algunas webs“. Además de las webs institucionales obvias, se puede acceder a aquellas páginas (sociedades científicas, webs con contenido profesional…) que se van aprobando a cuentagotas a propuesta de los sufridos usuarios

Cuando un trabajador de un Centro de Salud quiere acceder a una web no explicita e individualmente autorizada se encuentra con la siguiente y odiosa pantalla:

 

Google prohibido: la página no está disponible en estos momentos (ni después)

 

Subrayaría que la página que pongo por ejemplo se trata, en este caso, del “peligroso” buscador más usado en el mundo y la página web más consultada en España: ¡¡Google!!. Durante un tiempo pudimos acceder a Google.es , pero algún cerebro privilegiado decidió que era demasiado, además, ¿para que dejarte buscar?, ¡ si después no podías acceder al resultado de la búsqueda¡

La situación ya llega al esperpento cuando el mismo mensaje aparece al intentar acceder a un organismo del propio SERGAS, la Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica, en cuya página de inicio bien visible está el logo del organismo que gestiona la asistencia sanitaria en Galicia.  En la pestaña sobre consejo genético se dice que “Los pacientes candidatos a recibir asesoramiento genético pueden ser remitidos a la Unidad de Consejo Genético de la FPGMX por sus médicos de referencia”. Supongo que el médico de familia y el pediatra de cabecera será el “médico de referencia”. Lástima que no podrá leerlo desde su puesto de trabajo.

Fundación Pública Galega de Xenómica Censurada

Aparentemente aún queda un resquicio: en cada centro de salud hay un ordenador situado en la sala de juntas u otro local parecido con un acceso menos restringido. Sin embargo ese ordenador, uno solo para decenas de usuarios, también está limitado. El navegador Microsoft Internet Explorer instalado en esos ordenadores ¡¡es la versión 6!! (y ya va por la 9). Algunas páginas lo detectan y avisan de que no se verán bien o no se verán en absoluto, no tiene pestañas … una antigualla limitante.

 

Explorador antediluviano

 

Pero bueno, quizás eso no limite demasiado. Probemos con YouTube el popular sitio de vídeos. Contra lo que podría pensar la calenturienta mente censora, no sólo hay divertimento en esta web. Busquemos por ejemplo que hay de “arritmias”. ¡Oh sorpresa! hay decenas de videos educativos al respecto:

 

Resultado de la búsqueda "arritmia" en YouTube

 

Este es el más visto:

Que no podremos ver ni en el ordenador de la sala de juntas:

 

Se necesita tener instalado Flash Player de Adobe para ver los vídeos

 

Y si te pones a instalar el suplemento para poder ver los vídeos:

No te deja: no tienes privilegios de administrador.

Lo mismo con Slideshare, el portal de intercambio de diapositivas. Si intentas visualizar una como esta sobre traumatismo craneoencefálico en pediatría, entra en un bucle y nunca se carga:

 

No se cargan las presentaciones de diapositivas en Slideshare

 

Y así sucesivamente:  tampoco se puede acceder a blogs desde el puesto de trabajo (si desde el “ordenador comunitario”, pero con las restricciones técnicas señaladas)  ni trabajar con aplicaciones “en la nube” (residentes en la red) ideales para trabajo en grupo, gratuitas, como Google docs, ni aprovechar casi ninguna de las ventajas de la web 2.0.

Atención primaria discriminada

Lo más sangrante del asunto es que en los hospitales (todo el personal) el acceso es completo y sin límites. Los gestores de atención primaria también pueden y los Jefes de Servicio de Atención Primaria que lo solicitan  ( primus inter pares que volverán a ser pares tarde o temprano  😉

LOS QUE NO TENEMOS ACCESO SOMOS LA TROPA, los curritos, los que sacamos las castañas del fuego y vemos a los pacientes y necesitamos la información y la formación.

Cuando el asunto se plantea las justificaciones son fundamentalmente dos: la seguridad y el ancho de banda. Los argumentos no se sostienen ni por comparación con otras CC.AA. ni por el hecho de que los hospitales y los cuadros de atención primaria gozan de acceso libre y completo. Algo muy diferente está en juego. Alguien en la Consellería piensa que primaria es sinónimo de primitivo, burdo, que aquí lo que hay es una panda de vagos dispuestos a pasarse el día navegando ¡como si nuestras agendas permitieran tal dislate!

Una vergüenza a estas alturas del siglo XXI. Como en China, Irán, Cuba…: censura de Internet. Se puede asumir que con filtros tipo control parental no se pueda acceder a webs pornográficas o fascistas o que inviten a la violencia, incluso se puede llamar la atención a quién haga un uso abusivo de su conexión, pero las actuales restricciones generan en nosotros la misma desconfianza hacia los responsables de las mismas que ponen en evidencia en sentido contrario.

En honor a la verdad esto es así de siempre, no es cuestión de la actual Conselleira.  Quizás ni lo sepa. Por eso se lo vamos a decir para que lo cambie y lo haremos bien alto (próximamente propondré una carta para mandar por correo electrónico). Seguro que lo conseguimos.

Iniciativa

Porque este tipo de restricciones no son cosa exclusiva de Galicia,  se ha puesto en marcha una iniciativa para reclamar el acceso abierto a la Red en las consulta médicas de España.  Su cara más visible es el blog Internet en la consultauna necesidad.

La iniciativa me resulta muy cercana, porque ha partido de los profesionales, entre los que me encuentro, sobre todo de atención primaria, y porque sabemos de lo que hablamos, entre otras cosas, porque el promotor es uno de los mayores expertos en web.2, pediatra y amigo, por más señas. ¡Gracias Manolo!

Invito a cualquiera que lea esto y quiera saber más o que esté pensando en apoyar la propuesta que visite el blog: Internet en la consulta: una necesidad; los más beneficiados serán los pacientes.

Como se dice en el citado blog:

A punto de finalizar la primera década del siglo XXI, muchas consultas médicas de nuestro país, aun disponiendo de ordenador conectado a una red informática, tienen bloqueado el acceso a Internet o éste se encuentra muy limitado… por decisión de los gestores sanitarios. Como en el absurdo caso de los diversos calendarios de vacunación españoles, las restricciones son diferentes de unas comunidades autónomas a otras, llegando a ser casi absolutas en algunas de las que se autoconsideran más avanzadas en la implantación de las nuevas tecnologías en el ámbito sanitario. [ver mapa de la situación] Resulta evidente que esta actitud de censura es precisamente una muestra de desconocimiento, tanto de la utilidad como del funcionamiento de esas nuevas (ya no tanto) tecnologías y además constituye una flagrante desconsideración hacia el médico y sus pacientes. Es de sentido común que este error se subsane cuanto antes y en consecuencia solicitamos el acceso abierto y sin restricciones a Internet desde las consultas de los profesionales sanitarios españoles para solucionar una necesidad real, tanto de ellos como de la población atendida, y que se concreta en:

  • Necesidad de INFORMACIÓN. Prácticamente todo resulta accesible a través de la Red. Un centro sanitario es también un centro de información que, para realizar adecuadamente su función, requiere acceso a cualquier fuente de datos disponible.
  • Necesidad de FORMACIÓN. La formación continuada es parte del trabajo de un médico. La enseñanza online con tecnología multimedia es una de las vías de formación más extendidas en las ciencias biomédicas. Internet es en la actualidad la mayor biblioteca de temas médicos y relacionados con la salud.
  • Necesidad de COMUNICACIÓN. A todos los niveles: con los pacientes, los colegas, los gestores y la comunidad.
  • Necesidad de PARTICIPACIÓN. La medicina actual implica la participación y la ayuda del paciente en la toma de decisiones clínicas que afectan a su salud, y también de los colectivos de enfermos.Pretendemos con esta nota dar a conocer a la sociedad española esta injustificable situación anacrónica y trasladar la petición de un Internet abierto a los responsables de la gestión sanitaria en cualquier nivel de responsabilidad en que se encuentren.

Si usted, la sociedad o la institución a la que representa apoya esta iniciativa, por favor, incluya incluya el LOGO en su página web o blog y añada un enlace a la URL de este blog: http://internetenlaconsulta.wordpress.com  Y, por favor, envíenos un COMENTARIO. En cuanto comprobemos que el logo está visible en su blog/web, éste será a su vez enlazado e incluido en la relación de quienes que apoyan esta causa. Si además difunde la idea entre aquellos que puedan estar también interesados, todos se lo agradeceremos.

Iniciativa apoyada por las sociedades científicas AEP, (AEPap, SEPEAPsemFYCSEMG.

 

En la primavera y el verano de 2009, las noticias de los medios de comunicación sobre la denominada gripe A eran cada día que pasaba más frecuentes, alarmistas y agobiantes. El escenario que se pintaba era casi dantesco y las previsiones de las autoridades sanitarias apuntaban a una pandemia que segaría la vida de muchas decenas de miles de personas en todo el mundo.

Sin embargo, ya en agosto de 2009 se podía presumir que el desarrollo de la pandemia en el otoño-invierno boreal sería como el que había tenido lugar durante el invierno el hemisferio sur (Argentina, Australia, Chile, Nueva Zelanda, Uruguay y otros países) y en los últimos meses de la primavera en el hemisferio norte (Canadá, EE. UU., México y otros países). Tanto los datos epidemiológicos publicados, como nuestra percepción en el día a día, iban demostrando que la morbilidad y la mortalidad por gripe A eran menores incluso que las que correspondían a una epidemia gripal estacional habitual. Este benigno comportamiento contrastaba enormemente con el de las autoridades sanitarias, cuyos diversos y correlativos planes de contingencia (diferentes para cada comunidad autónoma) causaban un importante impacto en la organización de los servicios y en el coste sanitario, además de acrecentar la alarma social. De hecho, en las consultas de atención primaria se percibía un estado creciente de inquietud de la población. Ejemplos como consultas sobre el aborto voluntario para evitar daños con la epidemia de gripe o jóvenes asustados por la aparente especial susceptibilidad de éstos al “nuevo” virus, no eran raros en las consultas de medicina y enfermería.

Movidos por el cariz que estaban adquiriendo los acontecimientos, diversos profesionales del ámbito de la sanidad española (médicos de cabecera, pediatras, farmacéuticos, residentes de Medicina de Familia, estudiantes de Medicina y otros) cuyo único denominador común era el editar blogs y páginas web, decidimos tomar cartas en el asunto y agruparnos con el fin de buscar, analizar, elaborar y difundir información rigurosa y veraz sobre la pandemia de gripe A y sobre la respuesta más prudente y científica a la misma.

El movimiento empezó a mediados de agosto de 2009 y cuajó con el nombre, emblema y resumen de “gripeycalma”, pues lo que se pretendía era poner, ante la gripe A, tranquilidad en la población y los profesionales. El trabajo se llevó a cabo de forma coordinada utilizando nuevas tecnologías de comunicación en red, lo cual constituye una experiencia innovadora y quizá única en nuestro país. Como producto inicial del trabajo realizado, se difundió al unísono, tal día como hoy, en todos los blogs participantes en la iniciativa, un comunicado en el que se analizaba la situación epidemiológica y se proponían una serie de consejos dirigidos a la ciudadanía. Asímismo, se creó un blog (Gripe A: ante todo mucha calma) que sirvió como plataforma común del movimiento, desde donde se fueron poniendo a disposición de todos nuevos documentos (propuestas de organización, preguntas y respuestas), con traducciones a varios idiomas y en diferentes formatos (vídeo, presentación, hojas de divulgación, etc).

El eco a la iniciativa fue inmediato e intenso. Se sumaron más blogs, tanto de profesionales sanitarios como de población general interesada en la salud, hasta llegar casi a las 200, y la página del grupo tuvo, en apenas 3 meses, unas 80.000 visitas. Y, efectivamente, en la práctica se logró transmitir por la Red, a través de las comunidades virtuales, el mensaje que se buscaba ante la gripe A, de calma y tranquilidad, de sosiego y racionalidad, tanto a la población como a los propios profesionales sanitarios. El impacto llegó incluso a las autoridades, que moderaron su respuesta.

El final de la historia se puede escribir y de hecho lo estamos escribiendo al cabo de un año del nacimiento de la iniciativa. La gripe A tuvo su pico de mayor incidencia a mediados de noviembre de 2009 y ha sido una gripe suave, con escaso impacto en morbilidad y mortalidad. La llamada a la calma tenía pues fundamento científico y poco a poco se fue desvelando que los escenarios apocalípticos no tenían razón de ser. Solo esperamos que la experiencia de esta pandemia sirva para mejorar y manejar, de forma más eficiente y ponderada, crisis futuras, evitando, en la medida de las posibilidades, caer en un consumo desmedido de recursos – que siempre implica dejar de atender otros problemas – y en una desproporcionada oleada de pánico colectivo.

Este texto cierra el primer episodio de la unión temporal de blogs y páginas de profesionales sanitarios y de otros relacionados con la salud en la Red. Muchas gracias a todos los que han colaborado de una u otra forma y a los que han visto y sentido a gripeycalma como lo que es: una iniciativa profesional que ha buscado ir más allá de nuestras consultas y puestos de trabajo.

Solo hemos pretendido llevar un mensaje de sentido común y a la vez científico a la población y a los profesionales sanitarios, comunicar nuestro saber y entender sobre un problema de salud, en este caso ante la gripe A. Gracias al trabajo de muchos y al poder que nos brindan las nuevas tecnologías de la información, se puede decir que lo hemos conseguido.

Unión temporal de blogs (UTB) Gripe y Calma

Taller web 2.0

Lo malo (o lo bueno) de un blog es que es como ir en bici: si no andas, o echas el pié a tierra o te caes. Cuando las ocupaciones o la pereza hacen que pase tiempo sin hacer ninguna entrada cada vez te cuesta más: “¿por donde empiezo?”, “¿como explico no haber hablado de Haití?”, “¿o de las amenazas que se ciernen sobre la pediatría en general (¿despejada?, de momento) y la de atención primaria en particular?” . “¿nada que decir del fin sin pena ni gloria de la gripe A H1N1 2009?” . Lo mejor es pensar que nadie es imprescindible y renunciar a hablar de todo, asegurándose de que de lo que se escribe sea medianamente importante y a fe mía que el tema que trato hoy lo es.

Pues bien, vuelvo mes y medio después para rendir un homenaje a un taller al que ya he asistido tres veces, las tres ediciones que lleva en el siempre magnífico Curso de Actualización de la AEPap, que va por la 7ª, del que regresé hace hoy una semana. Atrás quedan las emociones del X aniversario de la AEPap, el relevo de Juan Ruiz Canela, los amigos pediatras de todo el país…

El taller, impartido por Manolo Merino y Rafa Bravo es una gozada. Las  presentaciones utilizadas están disponibles, como no, en la red. Me he limitado a copiar y pegar y hacer un mix del texto del Curso y los materiales (un vídeo y las 16 presentaciones) del mismo y ponerlos a disposición de todos los interesados en forma de página de mi blog. Cuando me pareció que procedía he puesto los enlaces correspondientes. Queda largo, muy largo, pero es el material de un taller de cuatro horas. No puede sustituir al taller mismo, con los protagonistas en persona, con su frescura y buen hacer, haciendo prácticas de lo expuesto con el ordenador delante… pero es un buen sucedáneo para los que no puedan asistir al evento o para quienes, habiendo asistido, desean repasar y tener los vínculos a mano.

Espero haber respetado el espíritu de Manolo y Rafa (con su generoso permiso y aprobación cuento, no me vaya a perseguir la SGAE, que “artistas” los autores son) . Gracias a ellos disponemos de este magnífico material.

Y recordar, si tenéis oportunidad de asistir en persona a un taller de Rafa y/o Manolo no la dejéis pasar.

Pasen y vean.

Manolo a la izquierda, Rafa a la derecha, en el el 7º Curso de la AEPap

Solsticio

Con frecuencia los seres humanos hablamos de la vida según nos va en ello. Elevamos a rango de verdad universal nuestros puntos de vista personales que reflejan simplemente nuestra limitada experiencia o  justifican nuestras propias miserias.

En particular, a los “occidentales” del hemisferio norte nos hace falta una buena cura de humildad para poder entender las aportaciones que todas las culturas han realizado al conocimiento universal. En ese sentido los libros de Peter Watson: IDEAS, historia intelectual de la humanidad e Historia Intelectual del Siglo XX son muy reveladores. Watson no analiza la historia como una sucesión de guerras y desastres, de reyes y gobernantes. Rastrea el origen y la evolución de las ideas y lo hace desde un punto de vista planetario, reconociendo, por ejemplo, la aportación de China o de la India o del mundo árabe y musulmán, del África negra o de las civilizaciones precolombinas. Muy recomendables. Aquí podemos leerlo y verlo en una entrevista

Pocas cosas hacen tan evidente lo relativo de las ideas como estas fiestas en las que estamos inmersos.

Según el último barómetro de diciembre del CIS, para el 76,4% de los españoles el acercamiento a la familia es el sentimiento más valorado de estas fechas, por delante de la alegría (49,8%), los buenos sentimientos y la generosidad (42,6%), y la tristeza y la melancolía (27,4%). Para la mayoría de los ciudadanos (56,5%), las Navidades son principalmente unas fiestas de carácter familiar. El 26,2% resalta su carácter comercial, sólo un exiguo 11,2% destaca el perfil religioso y el 5,4% las señala como “un periodo de vacaciones como otro cualquiera”.

La nieve, el frío, las noches largas y los días cortos, Papá Noel y toda la parafernalia son imágenes asociadas a estas fiestas. Sin embargo, el solsticio de diciembre, que ocurre alrededor del día 21, y es llamado de invierno en el Hemisferio Norte o de verano en el Hemisferio Sur, no puede ser más variopinto, dependiendo de cual sea nuestra ubicación geográfica:

  • En el polo Norte el sol nunca sale, siempre se mantiene 23° abajo del horizonte.
  • En el Círculo polar ártico el centro del Sol solamente toca el horizonte del Sur sin salir. Es el único día en que el sol se mantiene por debajo del horizonte durante 24 horas.
  • En el Trópico de Cáncer el sol sale 27° Sur del Este. Culmina al Sur, donde alcanza su altitud máxima de 43,12°. Se pone 27° Sur del Oeste. El sol está sobre el horizonte durante 10,6 horas.
  • En el ecuador el sol sale 23° Sur del Este. Culmina al Sur, donde alcanza su altitud máxima de 68°. Se pone 23° Sur del Oeste. El sol está sobre el horizonte durante 12 horas.
  • En el Trópico de Capricornio el sol sale 27° Sur del Este. Culmina al cenit, y se pone 27° Sur del Oeste. El sol está sobre el horizonte durante 13,4 horas.
  • En el Círculo polar antártico el centro del Sol solamente toca el horizonte del Sur sin ponerse. El sol culmina al Norte, donde alcanza su altitud máxima de 47°. Es el único día en que el sol se mantiene sobre el horizonte durante 24 horas.
  • En el polo Sur el sol circula el cielo a una altitud constante de 24°.

Iluminación de la Tierra por el sol en el solsticio de diciembre

En torno a estos días más largos o más cortos (según se mire), todas las culturas han establecido ritos, festejos, y celebraciones de lo más variado, como puede verse en esta entrada de Wikipedia, tan interesante como mal traducida. Es sobre estas ricas tradiciones precristianas sobre las que la Iglesia de Roma estableció su Navidad o Natividad fijando arbitrariamente la fecha del nacimiento de Jesús. A pesar de ello, en España, uno de los bastiones de la cristiandad, sólo algo más de la décima parte de los ciudadanos le ven a estas fechas sentido religioso, la inmensa mayoría las viven como un momento de acercamiento a la familia (el mítico “vuelve a casa por navidad”) y más de la cuarta parte destacan su aspecto comercial.

Lo cierto es que, a partir de ahora, los días serán cada vez mas largos en el hemisferio norte, donde yo vivo. La luz triunfará de nuevo poco a poco sobre las tinieblas. Y, si admitimos el arbitario comienzo de la vuelta al sol en estas fechas, volveremos a circunvalarlo una vez más (o menos, según se mire).

Todo lo cual no es óbice para que os desee desde este blog que tengáis familia, que estéis tan cerca de ella como os sea posible (*), que predominen en vosotros la alegría,  los buenos sentimientos y la generosidad, y que la tristeza y la melancolía no hagan mella en vuestros corazones.

Posiblemente esto implica que todo el que quiera tenga trabajo, que todos los humanos tengan acceso a alimento, vivienda, educación, sanidad, justicia y paz, que dejemos de cargarnos el planeta y de matarnos entre nosotros … pero estos son otros temas, de momento:

¡ Feliz solsticio de diciembre, allí donde os encontréis !

(*) con un recuerdo especial a Juanxto de Greenpeace y a los cooperantes secuestrados en Mauritania como símbolo de todos los seres humanos privados injustamente de su libertad.